Está comúnmente aceptado que fue a lo largo del siglo XVII cuando se extendió el cultivo de este cereal a todo lo largo de la Cornisa Cantábrica. Así aparece documentado entre Asturias y Galicia hacia 1605 y propagada al resto de la zona norte, de forma generalizada, entre 1620 y 1650.

 

Es a partir del siglo XVIII, debido a su alto rendimiento, cuando se extendió de forma intensiva su cultivo, desplazando gradualmente a los cereales panificables: trigo, escanda, mijo y centeno.

 

 

Además el ingenio popular fue capaz de dar multitud de utilidades a las diversas partes de la planta; desde instrumentos musicales, juguetes, hasta tapones , colchones...etc.

Con esta composición, en la que exponemos más de una veintena de elementos, queremos rendir un homenajea nuestros antepasados, capaces de servirse con lo que la naturaleza les proporcionaba. Hemos reproducido algunas figuras cuyo ámbito de aplicación se extiende a la toda  Cornisa Cantábrica.

__________________________________________________________

Foto e imagen obtenidas del libro: "Os instrumentos musicais na tradición galega".

 

      

 

También hemos incluido algunas muñecas de algunos países centroamericanos, elaboradas con hojas de panoja,  donde estas figuras están muy extendidas y además forman parte de sus señas de identidad.

 

 


 


 


 

 

                                                                        anterior      Fichas Explicativas      siguiente