La extraordinaria biodiversidad del maíz ha permitido a los autores confeccionar piezas de bisutería, en las que el elemento  central  y definitorio es el grano de maíz, en sus diversas variedades y coloraciones.
 

Está previsto, dentro del capitulo de merchandising, la comercialización de algunas de las piezas de bisutería de maíz expuestas, como pueden ser pendientes, collares y los broches.

 

 

Además de collares y pendientes, se proponen diademas de panojas, broches de fieltro representando granos de maíz, foulard confeccionado con panojas, faldas elaboradas con tortas de maíz, cinturones de panojas… Así hasta dar forma a seis maniquíes en esta exposición.

 

El soporte expositivo elegido son las convencionales cajas de madera, en trance de desaparición, utilizadas para el desembarco del pescado en nuestros puertos pesqueros, que están siendo sustituidas por otras confeccionadas con otros materiales menos convencionales y menos sostenibles. Las cajas son  pintadas en blanco mate.

 

No podía faltar una pequeña biblioteca conteniendo una quincena de publicaciones alusivas todas al maíz. Son publicaciones editadas en México, Nicaragua, Guatemala, Colombia, Perú, Ecuador y en nuestro país.

 

El Maís es Arte     subir