.

Los aspectos culturales de la exposición pasan por rendir un  homenaje a los grandes centros del origen y diversificación del maíz. Respecto al origen debemos citar a México y Centroamérica, en torno a las  piezas que mejor identifican el saber alimentario, en torno al maíz,  en esa región: el metate/molcajete y el  comal. Es decir, el molino de mano, el mortero y la cocina  cilíndrica de barro, para elaborar las tortillas de maíz.

 

Respecto al gran centro de diversificación del maíz, es obligado citar a la región Andina, con epicentro en El Perú, con la confección de un quipu de maíz, elaborado con panojas de la región. Los quipus eran  un sistema mnemotécnico mediante cuerdas de lana o de algodón y nudos de uno o varios colores, desarrollado en el área Andina; y eran utilizados por los oficiales y contables del imperio inca, para dar cuenta de los bienes almacenados en los depósitos llamados Collcas
 


Dentro de este apartado existe una composición titulada  “El maíz en las letras cántabras” en la que, en una especie de tortas de maíz confeccionadas en madera, colgadas a diferentes niveles, recogen textos del refranero, del cancionero y algunas  adivinanzas alusivas al maíz en Cantabria.

La vida de los pasiegos

yo se la sabré contar:

comer torta y beber leche

y dormir en el pajar

Otra composición expuesta se relaciona con una cuarentena de productos, así como el origen de los mismos, de cómo se degusta actualmente el maíz en nuestro país. De un lado, se ha producido un proceso de modernización de su degustación, anteriormente desconocida, –copos de maíz, aperitivos, maíces dulces para ensaladas, mazorquitas, galletas...– y, del otro, se aprecia un aumento considerable de la diversidad de la oferta debido a la llegada, en los últimos años, de los emigrantes latinoamericanos a nuestro país,  que los utilizan ampliamente  en su dieta alimenticia.  

 

 

Se cierra este apartado con la composición titulada “Viva la Biodiversidad”. En ella se deja constancia de la gran diversidad de esta gramínea en  algunas zonas del mundo. Frente a los criterios de productividad y de rentabilidad, propios de la civilización occidental, algunas regiones han optado por conservar todas sus variedades, dándolas a cada una de ellas utilidades diferentes. En esta composición se presentan 15 variedades diferentes de maíz de procedencia andina y centroamericana.

  

 

La siguiente composición expone los llamados prodigios de la planta del maíz. Contiene muchas de  las utilidades que se han  elaborado con la planta del maíz. Se conocen más de una veintena, en la cornisa Cantábrica.

Con los mijotes, granos, garojos, hojas y barbas de las panojas y el carbón del maíz -la mona-  se utilizaron en tiempos pretéritos para representar muñecas, diversos animales, instrumentos musicales, juegos infantiles, tapones, jergones, liar el tabaco, disfraces corporales y de combustibles. Se enriquece  la composición con un ejemplar de  muñecas, representativas de Nicaragua, Honduras y de México.

 

   

El Maís es Arte     subir